CR Auditiva Blog Los adultos mayores pueden prevenir y tratar la pérdida auditiva

Los adultos mayores pueden prevenir y tratar la pérdida auditiva

Los adultos mayores pueden prevenir y tratar la pérdida auditiva

La presbiacusia, como se denomina en términos médicos la pérdida progresiva de la audición, es uno de los trastornos que afectan con mayor frecuencia a los adultos mayores.

La pérdida de capacidad para oír se manifiesta como una disminución en la capacidad para escuchar y comprender a las demás personas y captar los sonidos de timbres, alarmas y elementos de la naturaleza.

Las causas de la pérdida auditiva pueden ser diversas, como los cambios que ocurren en el oído interno que envejece, complejas variaciones en las vías nerviosas que van del oído al cerebro, el consumo de algunos medicamentos y la exposición a ruidos fuertes por períodos prolongados.

Para prevenir la sordera, a cualquier edad, es necesario que las personas se protejan de ruidos dañinos, como la música a alto volumen y herramientas motorizadas, como las sierras y las cortadoras de zacate.

Ayuda profesional

Pero la ciencia no tiene, aún, una respuesta, para prevenir la pérdida de audición relacionada con el envejecimiento. Y existe el inconveniente adicional de que la persona que está perdiendo su capacidad de audición, muchas veces no se da cuenta.

Lo importante es que, si el paciente o sus allegados perciben que se está dando un problema de audición, busquen ayuda profesional, como su médico de cabecera, un otorrinolaringólogo, un audiólogo o un especialista en audífonos.

Algunos casos podrían tratarse con una limpieza de oídos, implantes, una cirugía o un cambio de medicamentos, pero el tratamiento más frecuente consiste en el uso de audífonos que regulen los sonidos que llegan al oído.

Los audífonos son dispositivos electrónicos que se colocan dentro o detrás de la oreja, concebidos y desarrollados para amplificar y modificar las señales sonoras, con el fin de permitir una mejor audición y comunicación.

Prótesis auditivas

Básicamente, un audífono consta de un micrófono que recibe el sonido ambiente y convierte las señales sonoras en señales eléctricas; un amplificador que modula las señales eléctricas y aumenta su intensidad; y un auricular, que conduce el sonido al interior del oído.

Hoy, la industria tecnológica nos aporta una amplia variedad de audífonos, categorizados de acuerdo con el formato de cada uno de ellos. Los hay para colocar completamente en el canal auditivo, detrás de la oreja o en la concha del pabellón de la oreja.

Además, hoy es posible acceder a audífonos para sordera o para minimizar la molestia del tinnitus (ruidos) provistos de dispositivos de amplificación para teléfonos, celulares, tabletas, aplicaciones como Bluetooth y sistemas receptores en el canal auditivo de circuito cerrado.

En todo caso, el tratamiento para la sordera o el tinnitus demanda una valoración auditiva y, en la Clínica de Rehabilitación Auditiva contamos con los equipos profesionales y tecnológicos para darle la solución que más convenga, en cada caso particular.

Además, brindamos un servicio de consulta gratuita para mayores de 65 años, para determinar si la persona presenta una pérdida auditiva y su intensidad, con el fin de emitir un diagnóstico e iniciar el proceso de rehabilitación.

¡Contáctenos! Nuestra clínica se encuentra en el Edificio Centro Médico Integral CMI (consultorio #4) 100 m al oeste de Admisión del Hospital Calderón Guardia, en San José, Costa Rica.

Compartir:

También te puede interesar

Abrir chat